Casos de éxito

UPC: El aula híbrida es el presente de la educación

[28/09/2022] Antes de la pandemia la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) inició el proceso de implementación de aulas híbridas. Este tipo de aulas, llamadas HyFlex, permiten que tanto el estudiante presencial, el remoto y el docente puedan interactuar y aprender como si todos se encontraran en un mismo espacio. Con ello se rompen las diferencias entre uno y otro tipo de clases, y permiten que sean los propios estudiantes los que decidan, de acuerdo con sus circunstancias, si asistir presencialmente a la universidad es lo más conveniente para él o ella, en ese momento. Las HyFlex unen lo mejor de ambos mundos.

Conversamos con Jorge Bossio, director de Aprendizaje Digital e Innovación Educativa de la UPC; y Alex Carlos, gerente de territorio para Perú, Ecuador y Colombia de ViewSonic, sobre la forma en que se realizó esta implementación -ViewSonic participó aportando las pizarras interactivas-, y las ventajas que estas aulas proporcionan a los estudiantes.

¿Cuál fue la solución los productos que se hicieron en la implementación?

Carlos: La implementación del lado nuestro -porque la solución de la UPC de aulas HyFlex es bastante completa- constó de una pantalla interactiva, que es el componente o el device medular del aula, ya que es la zona o el device donde se va a presentar lo que genera interactividad y todas las características que ya bien conocemos que despliegan estas tecnologías de pantallas.

De nuestro lado nosotros proveemos la pantalla interactiva, los soportes para poder raquearlas de manera fija, una mini PC en formato OPS -que es una mini PC que tiene las medidas con las que calza con el slot que tiene la pantalla interactiva y en cuyo interior se inserta una memoria SD y el software para Windows (una aplicación para hacer casting) que la usan en la universidad para que tanto alumnos como profesores puedan realizar sus presentaciones sin cables; es decir, lanzar un PowerPoint, un PDF, una presentación, tarea o asignación a la pantalla sin necesidad de tener un cable o moverse de su espacio

Jorge Bossio, director de Aprendizaje Digital e Innovación Educativa de la UPC.
UPC. ViewSonic, Aulas híbridad, HyFlex

Bossio: Nuestro acercamiento con estas pantallas inteligentes y estos equipos que ha detallado Alex fue prepandemia. Nosotros ya estábamos trabajando con estos equipos, ya los habíamos evaluado, ya habíamos planificado la implementación de espacios de aprendizaje que utilizaran esta tecnología antes de la pandemia, pero cuando los estábamos implementando llegó la pandemia. Entonces, el aprendizaje que hemos tenido previo de la pandemia y luego en este período antes del retorno a las clases, nos ha permitido asegurarnos de que este es el equipamiento que nos va a permitir el éxito en el proceso educativo.

Soy director de Aprendizaje Digital e Innovación Educativa y mi foco es el éxito educativo. Entonces, luego de haber evaluado esta tecnología que ha detallado Alex, efectivamente, las complementamos con algunos otros elementos en el aula, como las cámaras que tienen tres tipos de enfoques y micrófonos inalámbricos para que los estudiantes puedan ser escuchados por los estudiantes remotos con alta calidad, y para que los estudiantes remotos también puedan ser escuchados por los estudiantes presenciales, sin ningún tipo de interferencia.

También hemos puesto en la parte posterior del aula una pantalla de televisión bastante grande que replica los rostros de los estudiantes remotos.

Además, tenemos una pizarra interactiva. ¿para qué nos sirve esta pizarra interactiva? Para asegurarnos que los estudiantes remotos reciben alta calidad de trabajo del docente, directamente desde la pantalla, no desde una cámara que filma lo que sucede en la pantalla, porque la cámara no capta con total fidelidad lo que sucede en las pizarras o lo que se proyecta. Pero las pizarras transmiten con total fidelidad y en alta calidad el contenido de la clase hacia el estudiante remoto, y esa era nuestra principal preocupación, por eso es por lo que optamos por ese equipamiento.

Nuestra principal preocupación es que los estudiantes remotos nunca sientan que reciben un servicio educativo de menor calidad que el que está presencial, incluso apuntamos a que sea mejor todavía.

Y aquí es donde puedo dar datos de dónde observamos que es mejor. El estudiante que está en el aula está sentado dentro del aula, a veces a dos metros del docente, a tres metros del docente, o incluso a seis o siete metros del docente y de lo que el docente está explicando. El estudiante remoto, cuando le hemos preguntado cómo se siente, lo que nos ha contestado es 'siento como si estuviera siempre en primera fila'. Esa es la clave del éxito de esta implementación.

¿El que haya implementado una solución híbrida significa que la van a seguir utilizando, aunque ya se pueda estar 100% presencial?

Bossio: Por supuesto. ¿Qué es lo que estamos observando? El estudiante, el docente y las instituciones educativas hemos aprendido a valorar tanto la presencialidad como la parte online.

Entonces, los estudiantes que viven en Lima o incluso los estudiantes que puedan vivir frente a la universidad, tienen que evaluar el costo de salir de su casa y, a lo mejor, encargar responsabilidad del hogar a otra persona para poder asistir a una clase presencial. Esa clase presencial, entonces, tiene que valer la pena ese costo. No solo el costo de transportarse sino también el costo de oportunidad de dejar de hacer lo que estoy haciendo. Hoy el estudiante pone esas cosas en la balanza, antes no lo hacía.

La UPC está planteando como estrategia desde este año -y mantendrá esa oferta- dar al estudiante la libertad de tomar esa decisión. La universidad no va decidir más por el estudiante; el estudiante va a decidir lo que le genera mayor valor en función de la percepción de valor que cada estudiante tiene, y la universidad tiene que responder a esa decisión.

Las aulas HyFlex ayudan a responder esa necesidad, porque si tuviéramos aulas donde 20 estudiantes quisieran que la sesión sea online y 20 estudiantes quisieran que la sesión sea presencial, y no tuviéramos aulas HyFlex, tendríamos que separarlos en dos aulas. Necesitaríamos muchas más aulas, mucho más campus, mucho más docentes, mucho más horarios; eso sería costosísimo y prácticamente imposible para atender las necesidades de los estudiantes. Las aulas HyFlex permiten atender a ambos grupos de estudiantes al mismo tiempo con la misma calidad.

Alex Carlos, gerente de territorio para Perú, Ecuador y Colombia de ViewSonic.
UPC, ViewSonic, aulas híbridad, HyFlex

Carlos: Me gustaría acotar algo ahí. Como bien dice Jorge, estas soluciones híbridas se potenciaron en la época de pandemia y la principal utilidad o el principal objetivo era satisfacer las necesidades de la educación frente al confinamiento. Se probaron distintos modelos en estos dos años, 2020 y 2021; nosotros prepandemia ya habíamos proveído pantallas interactivas a UPC para un proyecto inicial que tenían; ellos ya habían estudiado el concepto de la interactividad, el tema del aprendizaje híbrido no era nuevo, ya se venía explorando en las áreas de posgrado, no solamente en la UPC sino en varias universidades ya aplicaban clases híbridas.

Pero en estos dos años de aprendizaje se probaron muchos modelos, no solo en Perú sino en la región, y ya en esta temporada en donde UPC arma el modelo HyFlex utilizan todo lo que funciona. Luego de pasar algunas etapas de pruebas, probablemente, durante más de un año, ya el modelo lo tenían claro y es el modelo que se ha implementado es exitoso. El aula HyFlex de la UPC hoy en día es reconocida no solamente dentro de la universidad, sino también fuera.

¿Cuáles han sido los retos de implementar estas soluciones en plena pandemia y si ya está completamente operativa?

Bossio: Está completamente operativa. Definitivamente, tenemos 72 aulas plenamente operativas y ya los estudiantes y docentes están en esas aulas. Fue un proceso que requería observar cuál era la mejor implementación para la universidad. No todas las universidades son iguales. Y uno de los retos más importantes fue el audio.

No era el audio de lo que se escucha en la clase, porque el audio es muy bueno; sino, cómo permitimos que el estudiante que está presencial sea escuchado por el estudiante que está en remoto generar el diálogo. En un modelo de aprendizaje activo necesitas diálogo entre los estudiantes, no es solamente el docente hablando y todos los demás escuchando.

Una pieza clave fue esa parte de la implementación; hicimos muchísimas pruebas. Había eco, acoplamiento, trabajamos incluso con un sistema distribuido de micrófonos que, por supuesto, funcionaba muy bien, pero que era muy complejo -y aquí viene la otra parte- para que el docente lo pueda manejar. Entonces, trabajamos la implementación de la mano con los docentes. Si esto iba a ser muy complicado para los docentes, entonces, no era una buena solución por buena que sea la parte tecnológica, por buena que sea la calidad. Si no era sencillo para el docente, entonces no iba a funcionar y va a ser un 'elefante blanco', un aula que el docente nunca iba a querer.

Entonces, esto lo trabajamos en equipos, los tecnológicos, los docentes y el área de integración tecnológica para hacer -durante cerca de ocho meses- pruebas hasta convencer al docente; la principal tarea era convencer a los docentes que funcionaba. Una vez que uno convence al docente de que esta implementación tecnológica funciona, entonces tenemos tecnología y tenemos cultura. Nos falta la estrategia y esa es la tercera pieza de este proceso, la estrategia, en este caso la estrategia pedagógica.

Esta consiste en cómo reconfiguramos las dinámicas de las clases para que el docente se sienta cómodo y los estudiantes se sientan cómodos y que están participando. Nosotros observamos el proceso que habían tenido otras universidades en otros países, porque se fueron levantando las limitaciones por la pandemia en otros países antes que en el Perú, por ejemplo, en Estados Unidos o en Europa.

Entonces, gracias a que formamos parte de una red, hemos podido tener acceso de primera mano a experiencias de otras universidades y de los errores cometidos y las lecciones aprendidas, que nos ayudaron a orientar una buena estrategia de implementación en esas tres áreas: la tecnología apropiada, la cultura (trabajar en la cultura del docente, que se apropie el proceso de cambio) y una estrategia que genere lo que se está planteando: que la nueva experiencia de aprendizaje no sea un reemplazo de la anterior, no sea una opción de segunda categoría, sino que sea incluso mejor de lo que teníamos antes.

Carlos: Los retos de nuestra parte fueron muy parecidos. Habíamos implementado algunos modelos y aquí es válido mencionar que había muchos fabricantes que proponían su modelo. Por ejemplo, nosotros tenemos que ver con toda la parte de la visualización que es una parte clave. Las pantallas donde el alumno presenta, donde el alumno y el profesor se conectan, desde donde se enseña, porque al final toda la cátedra termina presentándose a través de la pantalla, que hoy día reemplaza a lo que tradicionalmente eran los proyectores.

Pero había fabricantes que impulsaban mucho el tema del audio y otros que impulsaron mucho el tema de las cámaras. En esos tres frentes cada uno impulsaba su modelo de solución, pero no necesariamente una u otra era la idónea. Era un poco la combinación de varios escenarios, en donde nosotros perfectamente lo teníamos claro y conversábamos con otros fabricantes, especialistas en audio, por ejemplo, que fue uno de los retos de la UPC que menciona Jorge. Sí, se podía ver bien, la clase se transmitía bien.

Una de las ventajas -y tiene que ver también con el tema de la cultura que se mencionaba- es que, si los profesores no eran de la generación Z o millennials, probablemente tendrían problemas con la tecnología; no es que la rechazaban, pero sí que la tenían como un cierto limitante. Hoy las pantallas interactivas poseen un sistema operativo Android que es sumamente amigable y que ellos ya lo manejan, porque todos ellos tienen probablemente un teléfono y el 80% de esos teléfonos son Android. Entonces maniobrar estas pantallas, navegar entre ventanas, tocar las aplicaciones es similar a lo que se hace en un celular, es como tener una tableta gigante. Entonces, esa parte de la opción la teníamos bien resuelta con esto

Otro de los retos importantes era como tener claro un layout, un diseño de aula. Y justamente el layout que tiene la UPC es el más idóneo, pues tiene una pantalla desde donde el profesor presenta y genera el contenido. Los alumnos que están de manera presencial observan esa pantalla y trabajan con ella; pero también se cuenta con una pantalla secundaria auxiliar que es la que va de cara al profesor y detrás de los alumnos; ahí se va a interactuar con el otro grupo de estudiantes que se encuentra presente de manera virtual; así se logra una participación más activa para, obviamente, controlar mejor la clase.

Tienen la pantalla y se conectan con ella dispositivos inalámbricos como una iPad, tienen una cámara, tienen el monitor secundario, tienen un micrófono inalámbrico que flota entre los alumnos y participantes; además del sistema de audio que entrega la pantalla o pizarra digital que, para el aula, es bastante bueno porque tiene más de 30 o 40 watts.

Como se mencionó son 72 aulas que están operativas ahora y había un grupo importante de profesores y del grupo de TI de UPC que teníamos que capacitar y que teníamos que preparar para utilizar nuestros equipos de la mejor manera y que le saquen el máximo provecho

¿Cómo han medido el éxito de la implementación?

Bossio: Nosotros hemos trabajado a nivel de satisfacción. Hemos hecho focus groups y hemos realizado encuestas a los estudiantes y a los docentes también, participantes en estas experiencias. Los estudiantes presenciales encontraron de hecho un aula 'wow'. Como decía Alex, diseño sencillo pero muy bien armado, cómodo, se sienten cerca al docente, la calidad de lo que están viendo es muy buena, y tienen además algo que no tenían en la clase presenciales antes de la pandemia, un plus.

Antes de la pandemia, las clases nunca se grabaron. Durante la pandemia comenzamos a grabarlas porque eran online; pero parte del temor de los estudiantes presenciales era que cuando regresemos a la presencialidad ya no iban a haber grabaciones, y las grabaciones le sirven para repasar, para estudiar o para cuando no pudieron ir. Entonces, es una herramienta fundamental para los estudiantes. En estas aulas, los estudiantes presenciales tienen grabaciones, algo que antes no tenían; y no es grabación de cámara, es una grabación de todo el contenido y toda la interacción del docente. Si el docente está resolviendo una fórmula está sincronizando el audio y el video del docente escribiendo en la pizarra, y uno lo puede repasar a distinta velocidad, retroceder, avanzar, etcétera.

El estudiante remoto tiene otra ventaja; obviamente, tiene también las grabaciones y todo lo que tenía como como estudiante online, pero ahora tiene la ventaja de no tener que desplazarse.

Entonces, los dos grupos de estudiantes encuentran distintas ventajas, no es que todos perciban las mismas ventajas, cada grupo tiene ventajas distintas.

El nivel de satisfacción en el primer semestre fue superior que todos los otros cursos de la universidad; sobre 10, hemos tenido un promedio entre 9,2 y 9,5.

Probablemente, porque los estudiantes han observado que no ha sido solamente una solución simple de tecnología y nada más, sino que el docente la está usando. El docente se vincula con los estudiantes remotos y ha diseñado experiencias para utilizar la pantalla, no solamente la usa para pasar un PowerPoint, sino que genera experiencias de dinámica de clase.

Y también empiezan los estudiantes a explorar como usarla. Ese es el siguiente paso.

¿Desean agregar algo?

Carlos: Además de la herramienta para grabar las clases se cuenta con una herramienta que recientemente reforzamos en las capacitaciones al grupo de la UPC que es la inteligencia artificial. Con ella, por ejemplo, si el profesor quiere dibujar algo en la pantalla, hace el boceto del dibujo y la inteligencia artificial le ayuda a terminar ese dibujo, le presenta 100 dibujos alternativos entre los que puede elegir, y con un clic lo tiene en la pizarra bien dibujado para colorear, pintar o diseñar. También lo puede hacer con la escritura, puede dictar lo que desea escribir. Además, se cuenta con un traductor multidiomas asociado a la plataforma Google, entre otras herramientas.

Y para para construir contenido tienen una caja mágica desde la cual los profesores pueden agregar videos de cualquier tema en cualquier momento, imágenes extraídas de Google Chrome. En uno o dos minutos pueden armar una clase totalmente interactiva y esto ayuda mucho.

Bossio: Cuando el docente dice 'me va muy bien y me han calificado muy bien' y los alumnos están contentos y están aprendiendo, ¿qué más indicadores queremos? Entonces, los estudiantes están pidiendo más y los docentes llenan las salas de capacitación. Van y quieren aprender, y preguntan mucho y quieren explorar más el uso de tecnología. Entonces, es un muy buen indicador de que estamos caminando por la ruta correcta.

Llegamos a ustedes gracias a:


BrandPosts Qué es BrandPost

Más »
×
Los artículos publicados en esta sección -BrandPosts- son escritos y editados por los proveedores o miembros de la comunidad TI. BrandPosts crea una oportunidad para que un patrocinador proporcione información y comentarios desde su punto de vista, directamente a la audiencia de CTO Perú. El equipo editorial de CTO Perú no participa en la redacción o edición de estos BrandPosts.

Casos de éxito

Más »